#2ªsPrimaverasSiempreFueronBuenas

Publicado en

Sevilla-466-copia-1.jpg

Tras haber visionado varias campañas de turismo de ciudades españolas y europeas no se me ocurre ningun slogan; pero tranquil@ no voy a venderte una moto.

Déjame que te hable de una mujer que transmite sensaciones, déjame que te regale una realidad, un nomenclator que ha pertenecido a grandes culturas y vertebrado sus trazos.

Romana de tez morena que desenrrosca los frascos de perfumes y esencias inagotables desde el mes de Marzo, en una chicotá de nueve meses. El próximo sábado comienza su segundo ciclo revitalizante, en el que caben muchas posibilidades, ella siempre está preparada.

Nunca se dejó de escribir de la Primavera y de Sevilla, un binomio inseparable por todo lo que acontece, desde las vísperas a Semana Santa, Feria, Rocío, etc. Es la época del año que más visitantes recibimos y cuando la ciudad está más bonita, por ello nos disponemos a revivir la segunda primavera y disfrutar lo que nos quedó pendiente allá por Abril o Mayo.

El Otoño se presenta con acontecimientos en la calle y con una gran oferta cultural, exposiciones, conciertos, época fuerte para las Glorias y con unas temperaturas similares a Primavera donde es posible volver a recuperar esas ganas de ciudad tras la canícula del Verano.

Es la madurez del sevillano, la mirada pausada de lo que sucede a nuestro alrededor, un paseo alentador por el centro nos trae miradas que quizás antes no vimos, que no percibimos, por las ganas de que llegasen días que ya pertenecen al recuerdo. Ahora el tiempo ralentiza el último tramo del año, nos refugiamos en el relajo de un parque, en la sombra cuando caminamos, en la lectura sosegada y silenciosa. Llegamos a pensar que la conquista de Sevilla pudo ser en otoño sin serlo; es tiempo para los amantes, para el romanticismo y escuchar en el subsconciente aquella música imborrable que nos recuerda un momento o un lugar cuando transitamos por una calle o vemos cualquier estampa costumbrista en algún cuadro de cualquier escaparate o galería de arte.

Pensamos en lo lejos que queda el Corpus cuando parece que fué ayer y veíamos a los Seises en la Plaza de S. Francisco, el Otoño es así de caprichoso, marca las distancias separándolas pero también las une en el tiempo mientras estamos tomando un café o una cervecita en el centro o desde nuestro barrio, y comprobramos el paso de los días al caer la tarde a eso de las ocho minuto arriba, minuto abajo.

Lo importante es no dejar de sentir todo aquello que nos hace bien, sin salir de nuestra urbe, esta estación da mucho juego aunque como he dicho antes sea más pausada o nos obligue a pensar que el Invierno puede llegar en cualquier momento con un chaparrón o tormenta.

Si no conoces Sevilla, el Otoño propicia una magnífica oportunidad para dejarte envolver por su arte, sus noches cálidas y ambientes diversos.

@EstebanRdM

Comentar este post