#VamosDeArte

Publicado en

290920121266-copia-1.jpg
En Oriente Próximo aprendí como mirar al cielo y representar lo que él nos muestra. Evoco esta experiencia porque Nuria me hizo recordarla con una reflexión que sirvió de inspiración a su último cartel.

Existen momentos en los que sus manos son instrumento para poder llegar el zenit de su obra religiosa, llegándo a emocionar a quien la contempla.

Levantó su mirada a los cielos de Triana vió al Cachorro de la Cava, en ese inmeso mosaico de cerámica en tonos azules, contagiándose de inspiración del Zurraque que traspasa límites geográficos y en el tiempo.

Es notorio y de común conocimiento que cada día somos más los que admiramos con un mínimo de sapiencia artística sus pinturas y dibujos. La descubrimos con la temática cofrade pero también es cierto que tiene retratos, paisajes e interesantes escenas costumbristas de Sevilla y Cádiz entre otros lugares. 

Viajera e inquietante descubridora de lo bello, logra aplicar en su trabajo y compartir aquello que conoce fuera de nuestras fronteras. Cada vez da más opciones al observador de sus trabajos, transmitiendo diferentes estilos y etapas de evolución. Es poseedora de un amplio curriculum, habiendo sido designada para trabajos importantes en la Hermandad de la Macarena y como antes mecionábamos en la Hermandad del Cachorro, el Concurso de Enganches de la Real Maestranza, la portada del Llamador de Canal Sur Radio y otros encargos, merecedores de un digno lugar en asociaciones y corporaciones.

Por sus obras la conocerán aquellos que aún no hayan tenido esa suerte y para ello ha sido invitada a exponer en el Círculo Mercantil de Sevilla del 14 al 22 de Marzo de 2013, dentro del ciclo expositivo "Círculo de Pasión", que gira en torno a temas cofrades. Para esta cita, Nuria mostrará una recopilación de sus trabajos cofrades, introduciendo otras temáticas no menos concidas, también relevantes en su brillante y destacada carrera artística.

Conocida en nuestro entorno afectivo macareno como "Pregonera de los Pinceles", es innegable su pasión por el verde terciopelo y lana de merino en la madrugá de Sevilla. Devota de la Virgen de la Esperanza pone en manos de Ella todo aquello que pasa por su vida. Como una nazarena más entre los más de dos mil quinientos que acompañan, empuña su cirio en el  tramo correspondiente. Es el momento que Sevilla es tomada por la Reina del Cielo tras el misterio del Señor de la Sentencia, escoltado por blancas plumas de la "Roma Macarena", caminando entre sombras por las naves catedralicias.

@EstebanRdM

 

Comentar este post