#EllaEs

Publicado en

IMG-20121216-WA0007.jpgPocas cosas desaparecen... Cuando remonta el sol por encima de la muralla y llega hasta Su rostro, somos partícipes de que algo extraordinario está pasando en este mundo, cada día más atormentado e inundado de sombras.

Ella posa Sus plantas sobre el suelo de Sevilla, Celestial Criatura, esperando el beso amable convertido en promesa, humilde gesto y trascendental muestra de afecto de hijo a Madre, de hermano a amigo. Beso al aire que no deja de estar ahí, sin perder la esencia cuando solo nos queda la Esperanza, cuando todo ha desaparecido incluso aquel que creíamos que nunca iba a faltar.

Convierte diciembre en primavera alfombrada de Fe y rogativas, donde el valor es generosidad y la mirada es causa de emoción con solo pensar su nombre y presagiar su cercanía física tras los muros basilicales; sabiendo que frente a frente nos encontramos con La que todo lo puede y todo lo dá, riendo y llorando, a través de los espejos o mirándola con los ojos embargados de emoción.

La vida nos trae y nos lleva, nos aupa y nos rebaja pero la dignidad y la lealtad nunca deben perderse. Todos somos iguales, ni más ni menos, ni mejores ni peores.

A veces es necesario un baño de humildad para perder el orgullo que no nos lleva a nada, para volver a la realidad y tener los pies en el suelo, lo que si es seguro es que la mano nunca nos la suelta ni aún en la distancia.

Quiero hablarte de Esperanza, en el último momento, en el aliento desalentado que llega aunque no queramos. Para creyentes y no creyentes es Icono que levanta pasiones recónditas inesperadas, que enloquece nuestro corazón. Ella quiere a todos sin condición alguna, entrega todo lo que tiene por nosotros, no le gusta nuestro sufrimiento, pone sus manos de "Divina Sembradora" para intercerder ante cualquier situación que nos angustie.

Ella fué el motivo para estar aquí. Me ha dado más de lo que le pueda dar yo en los días que me restan, el ciento por uno. Es Fuente inagotable que siempre mana y espera, con las puertas abiertas al hijo, en la soledad de una tarde o en la bulla, cuando llegan los días sagrados de Semana Santa, reparte Esperanza a todos los que se acercan a Sevilla en cualquier momento del año. Basta con invocarla y ahí está, se puede sentir Su presencia, Su aúrea es eterna y sosegada.

Más de cuatro siglos velando por Sevilla y guardando al macareno, viviendo en nuestro barrio día a día y alargando Su sombra para cubrir a todo el que la necesita. No se... Si el tiempo o la vida nos han hecho más egoistas y anteponemos el 'Yo' al 'Tú' pero hasta ese punto también lo perdona, conduciéndonos por una senda donde fluyen las buenas energías.

Lleva cuatro días en vela, recibiendo la promesa y el agradecimiento de todos los que tienen sed de ELLA, transformando el cansancio en ilusión y renovando en cada uno las ganas de seguir como valientes contraguías y costaleros de la vida.

Hoy llega Su honosmástica Esperanza, Macarena... Y así podríamos recitar la letanía de Rodríguez Buzon, nunca se escribió nada igual con la vigencia de más de 50 años. Unos estaremos hoy cerca, o lejos... Una vez me dijeron que al macareno se le conoce por donde va y así lo quiero creer, pero lo importante es estar en el recuerdo inmediato y hacerlo presente con tan solo pensar que Ella nunca nos abandonará, por muy torcido que sea nuestro presente.

Este año no pudo ser. Aún así vuelvo a poner en tus manos mi momento, mi incierto futuro y mis anhelos, mi vida... Donde Tú quieras y como quieras que sea.

 

@EstebanRdM

 

Fotografía : @Fr4nSilv4

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post