#TrabajoEnTelecincoYCambioDeCanal

Publicado en

trabajo.jpgNo voy a hacer crítica de la cadena ni tampoco del programa esté o no de acuerdo con su línea editorial. Hablo de algunos contertulios de las noches de los sábados en la conocida como "la cadena amiga".

Confieso que no ví el programa pero si leí los mensajes que simultáneamente se sucedían en twitter alusivos a los invitados que estaban en plató manifestando sus opiniones. Escribo este post porque me llamó la atención un tweet de un profesional de la cadena donde se avergonzaba de como se estaba tratando el tema en referencia a la Fiesta Nacional y manifestó que cambiaba de cadena indignadísimo. A mi particular modo, este programa polemiza mucho con la marca España, con nuestras señas de indentidad: cristianismo, religiosidad popular, fiesta nacional y todo lo que tiene que ver con la tradición de siglos y heredada de una cultura que no ha dejado de enriquecernos, estando en deuda con ella.

He de decir que me apasionan los debates en tv cuando sirven para construir y postular diferentes formas de pensamiento, todas respetables. Con lo que no estoy de acuerdo son con las imposiciones de aquellos que se cuelgan el título de demócratas y quieren imponer la ley de la intolerancia y la manipulación hacia el resto que no comparten pensamientos esgrimiendo opiniones narcisistas como la Sra. Rahola.

Esta Sra. y otros compañeros que abanderan causas perdidas sin ser objetivos a la hora de debatir democráticamente, utilizan estas mesas redondas para sembrar la discordia y odio entre personas que no piensan de la misma manera que ellos, enviando mensajes a la audiencia de sublebacion y levantamiento. Si Pilar Rahola se siente nacionalista catalana ¿Quién es para querer imponer en Madrid o Sevilla la supresión de festejos taurinos? ¿Con qué ética se puede presentar ante un medio de comunicación público y una audiencia millonaria en defensa de la vida de los animales y no condenar el asesinato de vidas humanas en el vientre de una mujer? Sra. Rahola aclárese, del Betis o del Sevilla o tocándole un poco la fibra sensible si es que tiene, el Madrid o el Barca.

¿Oportunismo, mercantilismo, marketing, share? Sea lo que fuere a todos estos personajes se les ve venir y con discursos demagogos pasados de moda. Pediría a los directores de programas de este tipo y a las productoras que sean selectivos a la hora e invitar a contertulios donde se tratan temas de máximo interés para la audiencia y retiren a algunos personajes de aquellos que ya nos daban las madrugadas en "La Hora de Hermida" de los años '90 en Antena 3 televisión.

No soy periodista pero he tenido la suerte de conocer, practicar y aprender de grandes profesionales de la televisión y de la radio, con ética y un libro de estilo bajo el brazo. De los muchos que se pasean por las tv´s no saben ni que existe.

Pasados unos años de aquellas inolvidables experiencias he vuelto a retomar el contacto con compañeros, grandes profesionales de radio, televisión y sobre todo de prensa escrita, donde he encontrado el estilo de periodismo de hace casi 20 años, alejándose de los espectáculos trasnochados a los que se les llama debate, como he dicho anteriormente por los invitados.

@EstebanRdM

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Tequieiyá 08/27/2012 01:49

Lamentablemente ese estilo también se impone en la información cofradiera. En cuaresma vi un programa en Tele-Sevilla que me produjo vergüenza ajena. Los dos presentadores y los dos invitados
opinaban en el mismo sentido sobre el mismo tema: la prohibición a la hdad. de Torreblanca de un viacrucis con su Cristo. No había nadie de la hermandad, ni ningún representante de palacio, sino
cuatro personas opinando todos igual. Nadie se preocupó por saber la versión oficial del arzobispado que, de esa manera, no pudo conocerse. Por supuesto, todos eran críticas al arzobispo y en favor
de la hermandad.
Ese es el periodismo que hoy se lleva, el de la polémica y el morbo, la de la información no contrastada. Se trata de vender y de tener audiencia, no de informar.