#EnBuscaDelSilencio

Publicado en

DSC06985

No sé por qué, pero esto días ha salido a relucir conversando con varios amigos los sonidos del silencio, la necesidad de encontrar ese estado de paz y serenidad que llega con el 'no ruido'.

Recuerdo hace unos años que llevé a la práctica el aislamiento en una playa solitaria en el mes de septiembre, sin télefono, internet ni otra vía de comunicación. Esos días sirvieron para percibir y valorar más una fotografía que nunca llegué a tomar con mi cámara sino con la memoria y el pensamiento, viendo pasear la poca gente que ya estaba de vacaciones, el barco lejano de la orilla, las huellas que quedaron del prolongado verano, la caída del sol y como los días eran por minutos más cortos de luz.

También leo a un amigo preguntarse ¿Por qué las fiestas populares hay que celebrarlas con ruído? y en parte tiene razón. El Alboroto no asegura la diversión, hay muchas otras formas de celebrar. Si la ciudad nos trae demasiados ruídos en nuestra vida diaría ¿Qué hay de mal hacer este tipo de terapias donde encontrarmos esa parte olvidada y a veces inexistente?

Siguiendo con la "apología" del silencio y otro aspecto a tener en cuenta en el plano personal y sentimental, las 'palabras' más hermosas con el otro 'Tú' siempre fué una mirada, un gesto sin palabra alguna, dejando ganar la batalla al silencio .

Nos puede suceder al ver una fotografía en blanco y negro, es la expresión sin necesidad de comentario alguno, la exección de ello transmite verdaderos pensamientos e inspiraciones que quizás no se queden en ahí, lleguando a escribir como por ejemplo este post.

No sé si por la edad o por las circunstancias, pero cada día busco más este tipo de ambientes, sosegados, poco alborotados donde creo que se puede sacar más provecho al tiempo y al momento, ampliándose la percepción de lo que fluye a nuestra vera. 

Llego a la conclusión como antes comenté, que los momentos de silencio inspiran dando libertad a la mente para crear, para programar e incluso retrotraernos a un bello recuerdo del pasado y recrearlo en nuestro pensamiento, aunque también es cierto que cualquier ruído, tema musical, pueden acercarnos a esas otras estampas que guarda nuestro cerebro y a veces el corazón; siempre sin estridencias.

Bienvenido el silencio y la creatividad prisionera de él.

 

@EstebanRdM

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Francisco Espada 01/12/2013 13:44

Pues es muy cierto que necesitamos de ese sosiego que significa el silencio. Otros aspecto fundamental es que, sólo en el silencio se puede escuchar la voz de Dios. Estamos saturados de ruidos y
así no hay manera de alcanzar la meditación ni la paz interior. ¡Felicidades por tu artículo!