#SentandoCátedra

Publicado en por OverBlog


perej.jpgPepe "Perejil", no se puede tener más arte. Domingo de Ramos de 2007, llegabas "to enchaquetao" por Santa Catalina, caja de Cruzcampo al hombro, "costalero" de la centenaria tradición sevillana del botellín. Intuyendo lo que allí iba a pasar te acercas entre el cuerpo de nazarenos del Cristo de San Roque, el misterio estaba relevando su cuadrilla de costaleros y con toda la grandeza del mundo dejas la caja de botellines en el suelo, a tu diestra y comienzas a desgañitar la saeta, muy cerca de tu mítica taberna, cátedral del cante y del arte en nuestra Híspalis.  

Cuando llegas al éxtasis te agarras al brazo de un miembro de junta como a una baranda de balcón, la emoción se palpa, tu voz flamenca y quebrada desgrana esa parte íntima que muchos quisiéramos saber comunicar, decir o escribir con nuestra torpe prosa y no lo conseguimos cuando llegan estos días tan esperados. 

La saeta expiró como si todo hubiese sido un presentimiento anhelado y no vivido pero los aplausos nos devuelven al momento existencial, a la realidad. Acabada la "faena" vuelves a ejercer de costalero del humilladero convertido en líquido elemento que sirves en tu taberna, eres uno más de los que pasaba por allí esa tarde.

Podría haber sido en otra hermandad, otra calle o desde un balcón cualquiera; que más dá. La sabiduría del cante también está a pie de calle, entre la bulla, a cualquier hora del día o de la noche cuando la pasión sobrepasa los límites y se eleva a la máxima expresión desde el sentimiento que nace del ser, con razón.

Gracias Pepe por honrar nuestra raza humana ante el Dios Verdadero y que sea por muchos años.

@EstebanRdM

Comentar este post